BIZCOCHO DE LIMA Y YOGUR GRIEGO

24 January 2014

Me imagino que en vuestras casas también es típico el bizcocho de yogur y limón, el bizcocho de madre, o de abuela, o de vuestra tía. El bizcocho que te alegraba el día desde que lo metían en el horno y el que no duraba más de un día en casa porque desaparecía a un ritmo impresionante. Yo pensaba que esa receta tan de mi infancia; la de medir con el propio vasito de yogur, era prácticamente insuperable, pero ay, tonta de mí, claro que era superable y para darme cuenta tuve que toparme con ésta receta del blog Souvlaki for the Soul, otro de esos blogs que me hacen querer meterme en la cocina y no salir hasta haber intentado hacer todas y cada una de ellas.






Pero bueno, existe. Existe un bizcocho mejor que el bizcocho de toda la vida y, en esencia, es exactamente igual de sencillo que el de siempre. El único cambio que hay que hacer es cambiar el limón por la lima y el yogur por el yogur griego. Así de simple y sencillo. Bueno, no os voy a engañar, las proporciones cambian también y ya no sabría deciros cuántos vasitos de cada ingrediente hay que echar, pero de verdad, la textura cambia TANTO que merece la pena probarlo alguna vez. El yogur griego aporta una cremosidad y jugosidad al bizcocho increíble, pero sigue sin perder su esponjosidad. Es un bizcocho más denso que el tradicional, por lo cual creo que sería perfecto para hacer una tarta con él cubriéndolo con una crema suave de mascarpone, ya que con la acidez que aporta la lima (en su punto perfecto) sería una mezcla fantástica. Además, si pensáis que no os compensa comprar limas para esto, lo podéis hacer como siempre con limones o incluso con naranjas o pomelos, ¡experimentad! Os traduzco la receta, ya que seguí al pie de la letra las indicaciones y medidas.




Bizcocho de lima, yogur griego y aceite de oliva (adaptada de Souvlaki for the Soul)

· 2 huevos L
· 1 taza de azúcar "caster". Este azúcar es muy típico en las recetas extranjeras, es azúcar blanco mucho más refinado, sin llegar a ser azúcar glass. Obviamente no pasa nada porque uséis azúcar normal, aunque también podéis refinar el azúcar normal pasándolo por la picadora
· 1 taza de yogur griego, si puede ser sin azúcar mejor que mejor. Una taza son aproximadamente dos vasitos de yogur de los de toda la vida
· 1/3 de taza de aceite de oliva (recomiendo usar suave)
· 1/4 de taza de zumo de lima (es el zumo de dos limas aproximadamente)
· Ralladura de una lima
· 1 taza y 3/4 de harina tamizada
· 1 cucharadita y media de levadura
· 1/2 cucharadita de sal



· Precalentamos el horno a 180º y engrasamos y enharinamos el molde que usaremos. Supuestamente lo ideal para bizcochos es usar el calor abajo y el ventilador, pero cada horno es un mundo. Si os funciona bien el calor arriba y abajo, adelante.
· En un recipiente ancho, batimos los huevos hasta que esponjen ligeramente y vamos añadiendo el azúcar hasta que se incorpore por completo. Cuando esté bien mezclado, vamos añadiendo el resto de ingredientes líquidos de uno en uno: el aceite, el yogur griego, el zumo y la ralladura de lima.
· Tras tamizar la harina, la levadura y la sal, la vamos incorporando poco a poco a baja potencia hasta que quede bien integrada.
· Vertemos la mezcla en el molde y se hornea durante unos 40-50 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga limpio.



Si queréis, una vez se enfríe podéis decorarlo con una cucharada de azúcar blanco mezclada con una cucharada de ralladura de lima o también podéis hacer un almíbar sencillo de azúcar moreno como hice yo. El almíbar es muy fácil de hacer, simplemente tenéis que poner la misma cantidad de azúcar y de agua en un cazo, yo en este caso puse 50gr de azúcar, 25gr de zumo de lima, 25gr agua y un poco de ralladura de lima. Lleváis la mezcla al fuego bajo y removéis hasta que se disuelva el azúcar, en cuanto empiece a hervir y a llenarse de burbujas la superficie, lo apartáis del fuego para que no se vuelva caramelo y quede un almíbar ligero.

De verdad, ¡probadlo! Está increíble en el desayuno, acompañado de café con leche caliente y algo de fruta :) Prometo que vuelvo la próxima semana con el resto de las fotos de esa "sesión" que os comenté.


Dead Man's Bones - In the Room Where You Sleep
I saw something touching your head.


8 comments

  1. Qué delicioso. Probaré la receta :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡te lo recomiendo muchísimo! es buenísimo :)

      Delete
  2. Miram, me encantan las fotos y esta receta, bueno, y el diseño del blog en general, TODO!jiji ;)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ay! Muchísimas gracias Tati! espero que la pruebes :)

      Delete
  3. Buenísima pinta, voy a hacerlo ahora mismo ;)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me alegro de que te hayas animado! :)

      Delete

© Miriam Schaefer. Design by Fearne.